¿Reptiles como mascota? - Asociación Veterinaria de Reptiles y Anfibios
Asociación de Reptiles y Anfibios | 01 222 232 5005

New to site?


Login

Lost password? (X)

Already have an account?


Signup

(X)

Blog

¿Reptiles como mascota?

12
Oct 2020
Consideraciones para una tenencia responsable

por M.V.Z Erick Cortés Bravo

En los últimos años los reptiles se han vuelto especialmente populares como animales de compañía por diversos factores, tantos, que sería complicado mencionarlos todos. Sin embargo, hay aspectos de suma importancia que a menudo se descuidan a la hora de adquirir una de estas especies.

La primera que abordaremos es la elección de la especie. En la mayoría de las ocasiones, el neófito elige al reptil de su interés según sus gustos, ya sea el color, el tamaño o incluso su precio, dejando a un lado los factores importantes como su longevidad, su longitud máxima, su alimentación y sus requerimientos ambientales. Antes de adquirir cualquier especie, es muy importante investigar e informarse de todos sus aspectos biológicos; para ello podríamos formularnos la siguiente lista de preguntas:

  • ¿Dónde vive? (Tanto el ecosistema que habita como su distribución geográfica)
  • ¿Qué come? (¿Es herbívoro, carnívoro, omnívoro, o su alimentación es muy específica?, algunas especies de reptiles son bastante selectivos en su alimentación).
  • ¿Cuál es su rango de actividad? (¿Es un animal diurno o nocturno, es un animal activo o pasivo?)
  • ¿Cuál es el rango de temperatura en el que vive? (Esta es quizá una de las preguntas más importantes, ya que como sabemos ellos no mantienen una temperatura constante y varía según el ambiente en el que se desenvuelven, por lo que el rango de temperatura será de suma importancia. No es lo mismo un reptil de bosques que uno desértico).

El recinto es otro de los puntos importantes y va ligado completamente a sus aspectos biológicos. Cuestiones como el tamaño, la forma y los materiales del terrario son importantes para el mantenimiento óptimo de los reptiles. Los terrestres no requieren de terrarios de gran altura, mientras que en los arborícolas es un punto importante para que estén confortables. En reptiles como camaleones y otras especies arborícolas disfrutan de gran ventilación, en otros la presencia de escondites y sitios estrechos para el descanso serán necesarios. Algunos a pesar de su pequeño tamaño necesitarán de gran espacio para movilizarse, mientras que otros con tendencias pasivas no requerirán de mucho espacio para desenvolverse. Y antes de incluso adquirir cualquier ejemplar es importante tener su recinto listo para recibirlo.

Una vez cubiertos los aspectos biológicos y de mantenimiento hablaremos de los aspectos legales. Como ya es sabido el tráfico de especies es una problemática a nivel mundial y representa serios problemas para la conservación de las poblaciones silvestres, sin mencionar los problemas de salud que podrían generar (haciendo énfasis en el potencial zoonótico de la presente pandemia). Muchos de los animales traficados mueren antes de llegar a su destino final y la mayoría de estos no se adapta bien al cautiverio, por lo cual es muy importante que, al adquirir cualquier animal no doméstico, solicitemos la documentación que avale la legal procedencia de dicho ejemplar y que nos asegure es criado en cautiverio. Cada país cuenta con legislación propia en materia de vida silvestre e incluso, existen instituciones internacionales para regular su comercio como el CITES. Es importante verificar que el ejemplar de tu elección cuente con toda su legal procedencia.

El asegurar su atención medica también es importante, al adquirir un reptil o cualquier especie de animal no doméstico, debemos considerar que sus servicios de salud deberán ser especializados. Se deberá buscar un veterinario especialista para atender de manera oportuna a nuestro reptil, incluyendo revisiones rutinarias para asegurar su buen estado de salud.

También, es importante considerar las razones por las cuales lo adquirimos. Como cualquier «mascota» o animal de compañía, no debe tomarse a la ligera ni ser un gusto pasajero. El cuidar de una vida es de gran responsabilidad por lo que debemos preguntarnos: ¿Tengo el tiempo y la dedicación que conlleva el mantenimiento de un reptil? ¿Puedo costear su mantenimiento y atención medica? Algunos de estos animales pueden llegar a ser muy longevos como las tortugas, otros pueden tener un tamaño excepcional. Seremos responsables no solo de su vida, sino del daño que podamos causar con ellos, la liberación irresponsable de mascotas no convencionales al ambiente puede causar graves daños ecológicos (como el caso de Florida con su plaga de pitones y las tortugas de orejas rojas presentes en varias partes del mundo) (revisar blogs de Especies Invasoras). En el caso de reptiles venenosos debemos ser estrictos y decir que no son mascotas o animales que podamos tener en el hogar, ya que conllevan un alto riesgo para el propietario y las personas que lo rodean.

La elección de una «mascota» nunca es una cuestión sencilla, sobre todo al elegir un animal no doméstico por lo cual te recomendamos considerar los puntos previos antes de adquirir una, y, si no estás seguro de poder cuidarla, esperar el momento indicado para poder asegurar una tenencia responsable.

Tags:

    Artículos Relacionados
    Deja un comentario

    Deja un comentario